Andrés Bisserier

Andrés Bisserier

Mencionado por

Mencionó a

Querida ( ) Besos (2008)

"Querida ( ) besos" fue una instalación desarrollada en el marco del taller "El Efecto Collage y la práctica artística contemporánea", organizado entre los meses de junio y julio del 2008 en la isla Contadora de Panamá por la fundación Carolina de España y la Fundación José Félix Llopis de Panamá.
La instalación presenta un grupo de obras, restos y mails que arman una metaficción difusa sobre la beca, un mes de intercambio y convivencia entre artistas de varios países latinoamericanos y docentes españoles. Los mails, dirigidos a una "querida" y siempre terminados con "besos", son textos breves y crípticos: retomando una idea de Borges, los relatos epistolares exasperan al lector por los sobreentendidos que no puede interpretar (porque el texto no le está dirigido). A su vez, al referirse a su trabajo el redactor de los mails le expresa a su "querida" temor por sentirse enajenado de sus propias estructuras cognitivas y lingüísticas.
Eventualmente, la instalación intenta transmitir que la enajenación que genera el arte contemporáneo es reversible.
Los becados fueron:
William Fernando Aparicio (Colombia)
Gustavo Araujo (Panamá)
Maribel Aviles (México)
Andrés Bisserier (Argentina)
Cynthia Kampelmacher (Argentina)
María José Lavin (México)
Cisco Merel (Panamá)
Andrés Felipe Orjuela (Colombia)
Daniel Eduardo Poveda (Colombia)
Los docentes:
Josu Larrañaga (España)
Daniel Lupión (España)

Pasado de Revoluciones (2008)

"Pasado de Revoluciones" fue una muestra que hice en mayo del 2008 en la galería "Prima". Trabajé las obras en paralelo a una serie de cuentos que luego acompañaron a la muestra por medio de un blog:
http://pasadoderevoluciones.blogspot.com/
El conjunto era una serie de escenas que buscaban una continuidad entre la desaparición de una alteridad política y los disturbios del 2001.

Varias

Proyecto A 2007 (2007)

Premio "Proyecto A" 6º edición, Segundo Premio. Jurado: Rogelio Polesello, Fabio Kasero, Nushi Muntaabski, Patricia Rizzo.

Varias

4 y 20 cucos (2007)

"4 y 20 cucos" fue una muestra que hice en noviembre del 2007 en la galería "Jardín Oculto" con algunas obras de las series "No voy a cesar de la lucha mental" y "Correspondencias", todas imágenes de lugares vacíos, intervenciones sobre soportes previamente mediados (libros, postales). La muestra tomaba parcialmente su nombre de una canción de cuna inglesa generalmente llamada "Canción de seis centavos", que a su vez se basa en un cuento medieval:
Sing a song of sixpence,
a pocket full of rye.
Four and twenty blackbirds,
baked in a pie.
Canta una canción de seis centavos
un bolsillo lleno de arroz.
Cuatro y veinte mirlos,
cocidos en un pastel.
El cuento medieval trata sobre un chico que viaja de su granja al palacio del rey buscando trabajo, solo con los seis centavos que tenían sus padres para darle. En el camino un hombre le estafa los seis centavos ofreciéndole una bolsa de trigo que en realidad solo tiene unos pocos granos. Con la bolsa el chico puede capturar 24 mirlos que encuentra al costado del camino. Creyendo que los pájaros son un obsequio de la buena suerte que le habían dado los seis centavos, promete no matarlos. El chico llega al palacio en medio de una crisis: el rey demanda un pastel de mirlo, pero no hay mirlos en la despensa. El cocinero le pide los pájaros al chico, pero el solo los entrega si le prometen no matarlos. Desesperado, el cocinero acepta y pone a los pájaros vivos dentro de un pastel. Cuando el rey abre el pastel, y los pájaros salen volando, inmediatamente le presentan al chico como el culpable. Pero al rey le parece que el pastel fue una broma excelente y el chico queda contratado como uno de sus consejeros.
El cuco, por otro lado, es una historia diferente. El cuco es el único pájaro en la naturaleza que no sabe construir su nido: en vez, deja sus huevos en nidos ajenos. Cuando el cuco rompe el huevo, su primer reflejo es patear los otros huevos para que caigan del nido. Luego con la coloración de su pico y plumaje confunde a la madre, que lo alimenta como una cría propia.
La muestra intentaba explorar los temas del parasitismo y la corporeidad de la memoria personal en las relaciones afectivas. Una plaqueta con dibujos y cuentos de mi autoría, con una tirada de unos 250 ejemplares, acompañó la muestra.

Varias

No voy a cesar de la lucha mental (2007)

"No voy a cesar de la lucha mental" es una serie de dibujos en tinta sobre interiores de libros (uno por libro), siempre de lugares vacíos. La serie toma su título de la última estrofa del poema "Jerusalem" de William Blake:
I will not cease from mental fight
Nor shall my sword sleep in my hand
Till we have built Jerusalem
In England's green and pleasant lands.
No voy a cesar de la lucha mental
Ni dormirá mi espada en mi mano
Hasta que hayamos construido Jerusalem
En las plácidas y verdes tierras de Inglaterra.

Variables

Correspondencias (2007)

"Correspondencias" es una serie de dibujos en tinta sobre reversos de postales gratuitas que se ofrecen en bares con miras publicitarias: en vez de paisajes turísticos, tienen propagandas. Los dibujos son en su mayoría apuntes de conocidos o dibujos circunstanciales, como la gente en un café, un concierto o una muestra.

Variaciones del módulo standard de una postal, 15x10,5 cm

Entregas (2007)

"Entregas" fue una instalación improvisada para la muestra inaugural de la galería "Tanto Deseo", una muestra temática sobre fans de música. El texto en la pared relata anécdotas personales sobre las circunstancias en que adquirí varios discos de Radiohead, que en todos los casos coincidieron con momentos de crisis amorosas, y como acompañé con uno de esos discos un trabajo de la facultad de arquitectura. Los cuadernos que acompañan el texto son diarios de esas etapas, y las tarjetas la entrega que presenté en la facultad.

73 tarjetas de 20x20, dos cuadernos de 11x18 cm, intervención en pared de medidas variables.

Deja vú (2006)

"Deja vú" fue una intervención que improvisé a lo largo del mes que duró "Colgate con Belleza", una muestra abierta que organizó Belleza y Felicidad en el 2006. La convocatoria invitaba a quien quisiese acercarse a colgar o intervenir las paredes de la galería como le gustase.
Fui a la inauguración sin plan previo e hice un dibujito en la pared de unos perros en guardapolvo, erguidos aullando, tapándose los ojos o las orejas. Yendo casi diariamente a la galería, que quedaba bastante cerca de casa, fui agregando unas pequeñas ruinas alrededor de los perros, luego unas colosales pirámides invertidas, una grilla de obeliscos sumergidos en el mar, y nubes espectrales sobre el agua. Una narrativa se iba formando. En una acuarela aparecieron las pirámides como habían sido, y una foto intervenida mostraba a los perros cargando una camioneta en una playa de estacionamientos. Al terminar el dibujo lo calqué, trasladé sus contornos a una tabla y la coloreé como una huella que recosté frente a la pared.
Luego del cierre volví una última vez para lavar la pared, borrando el dibujo.

Grafito en pared, acrílico en tabla de mdf, dibujos.