Pablo Suárez: visión del arte

1. Elija una obra que lo/la represente, descríbala haciendo referencia a su formato y materialidad, su relación con el tiempo y el espacio, su estilo y su temática; detalle su proceso de producción
Elijo la obra Exclusión, con la que obtuve el premio Costantini en parte por ser bastante conocida a través de numerosas reproducciones y también por estar exhibida en forma permanente, circunstancia que favorece su visibilidad. Se trata de un cuadro objeto que relaciona el plano que es sostén y fondo con una figura escultórica que funciona a la manera de los altorrelieves tradicionales. El tren representado en forma bastante verista en el plano del fondo, presenta en el centro del trabajo una de sus puertas cerradas que impide el paso a la figura que pugna desesperadamente por ingresar. La caricaturización enfatiza la situación enmarcándola dentro de un esquema parodial que facilita la lectura y elude el peligro de una dramatización exagerada. La exclusión social ha sido tema excluyente en cualquier análisis sociopolítico de última data. La patética frase “los que no están conmigo han perdido el tren de la historia”, lanzada por un ex presidente no hacía sino corroborar el destino casi apocalíptico del personaje. Aun mi empeño en no violar los límites que las bases del concurso estipulaban, subrayaba la disyuntiva inclusión-exclusión como un plano que baña a todos los planos del vivir cotidiano. Con respecto a cómo mirarlo, diría que conviene hacerlo de frente, para evitar los cruzamientos formales que derivan de una visión lateral. La obviedad de la intención temática y de la solución visual empleada anclan cualquier dislate interpretativo.
2. En líneas generales, ¿cuál sería la forma en que sugeriría leer su obra?
En líneas generales sugeriría al espectador pararse frente a la obra con luz suficiente. Por ser trabajos claramente visuales sostenidos por una estructura narrativa que dirige en forma inequívoca la lectura del que observa, intento coartar la libertad de éste en lo que hace a la multiplicidad de posibles interpretaciones. La difundida idea de que “cuando nace el lector muere el autor” suele molestarme bastante. Uso el título como pie de ingreso, como pauta que determine el “tono” con que fue hecha la obra, para dirigir la mirada del observador. No puedo ofrecerle al observador otra cosa que lo que ve, y aunque reconozca que la reconstrucción posterior que éste realiza en su memoria suele diferir de lo que ha visto en su primer contacto con el trabajo, intento acotar la variabilidad lo más posible. El momento en que se consuma la contemplación de una obra visual es único y totalizador. Es un tiempo vertical muy distinto del tiempo horizontal que signa el uso del lenguaje oral o escrito. Hay una suerte de intransferibilidad entre el lenguaje visual y el de las palabras. La génesis de ambos es distinta. El visual surge de una sedimentación pre lógica y pre gramatical y el otro nace de la Razón y se desarrolla en el transcurso temporal. Supongo que los conceptos e ideas a que se refiere la pregunta corresponden al lenguaje que yo no utilizo en mis obras.
3. En relación a su obra y su posición en el campo artístico nacional e internacional, ¿en qué tradición se reconoce? ¿Cuáles serían sus referentes contemporáneos? ¿Qué artistas le interesan de las generaciones anteriores y posteriores?
Me reconozco ligado a los cuatrocentistas en su concepción plana (spianata) del espacio, en la yuxtaposición color-color, contraria a la construcción por “valores” (claroscuro). Reconozco mi deuda con los gráficos rioplatenses de los años '40, que con su estructura narrativa organizan los elementos visuales en pos de una comunicación directa e inmediata (me refiero a Molina Campos, Medrano, Devoto, Agosti, Calé y otros) y con artistas clásicos que, a sabiendas o no, se inscriben en una línea de gran arte popular latinoamericano como Gramajo Gutiérrez y Juan de Dios Mena.
4. Pensando en los últimos diez o quince años elija obras o muestras a su criterio fuertemente significativas de otros artistas de Argentina y explique por qué.
De los últimos años, llevo en la memoria una muestra que Sebastián Gordín realizara en el Espacio Telefónica, los trabajos de Marcelo Pombo, que tuve la fortuna de admirar en su taller y que constituyeron la exposición que aún sigue colgada en Los Angeles y que allí se llamó Props, y no por una obra en particular sino por una obra permanentemente creativa que da a sus acciones y al diseño de toda su vida categoría de arte, a Roberto Jacoby.
5. ¿Cuáles son los agrupamientos o tendencias que percibe en el arte argentino de los últimos diez o quince años a partir de elementos comunes?
En los últimos años parece entronizarse un mecanismo fomentado por instituciones, fundaciones, o agrupaciones de estudio y análisis que financian o consiguen el patrocinio de empresas para realizar proyectos artísticos en cuya calidad estética se hace menos hincapié que en un bien aceitado trabajo de merchandising.